viernes, 26 de septiembre de 2014

¿Cosecha injusta?

Es una evidencia el cambio de clima que estamos sufriendo.
En general, todos lo estamos experimentando y en mayor o menor medida, somos partícipes de estas piedras sobre nuestro propio tejado.
Haciendo referencia a la zona musulmana que estoy conociendo desde el fondo, me doy cuenta de una gran contradicción por parte de la forma de vida aquí.
Desde el norte de Irán hasta Omán.Paises cálidos y deserticos donde la vida no es del todo fácil climatologicamente hablando.
Hay una gran y expandida lamentación acerca de la falta de agua.Es decir, llueve  mucho menos que en épocas pasadas.Esto provoca una seria preocupación por la realmente escasa agricultura, mantenimiento de ganado y para el abastecimiento de la propia población.
Cierto es, que su unión con la religión, los hace verdaderamente hospitalarios, ya que allá por donde pase he recibido la mejor de las ayudas.
A veces, creo que nos olvidamos de que existe otra diosa, la madre Naturaleza. Es  aquella a la que debemos cuidar para que recibamos el mismo trato.
Siento haber percibido que la comodidad, llamemoslo así, hace sombra a lo esencialmente importante,evitar tanta polución que calienta cada vez más el planeta.
El hecho de que el combustible para coches sea incluso más barato que el agua, me pone en una estricta postura ante esta queja .
Posiblemente sea más fácil pensar que no es culpa nuestra, pero esa ignorancia nos da no menos que esta señal de que algo mal estamos haciendo.
El uso desmesurado de los automóviles está siendo responsable directa de este cambio.
He visitado preciosos pueblos en los que el mayor atractivo era su antiguo río, que hoy en día sólo permanece en la memoría de los locales.
Lugares con enormes lagos, de los cuales no queda ni un tercio de su antigua capacidad.
Recogemos lo que sembramos , y lo injusto desde mi punto de vista es hacer caso omiso a esta triste realidad que progresivamente va a mayor escala.
Seamos conscientes para rectificar y hacer de este planeta un mundo más habitable para nosotros y para las futuras  generaciones.





No hay comentarios:

Publicar un comentario